Viajando Juntos…

Una de las cosas que más me gustan en la vida es viajar. He tenido la infinita suerte de dar con un compañero de viaje estupendo. Nos complementamos a la perfección y, viajar es lo que más nos gusta hacer. Eso si, no nos tomamos muy en serio así que no voy a aburriros con inmersiones en otras culturas ni ese tipo de tópicos que pone la gente que viaja mucho. Yo viajo por ver, porque me gusta, porque me entusiasma ver sitios nuevos, comer y hacer fotos malas. Doy por sentado que por mucho tiempo que dure un viaje no voy a empaparme de la cultura local, no voy a entender sus peculiaridades y me parece un poco frívolo vender ese tipo de tontunas e ir de elevada por la vida. Nosotros viajamos, visitamos sitios hasta caer muertos, hacemos fotos feas y sobre todo lo pasamos bien.

Empezamos a viajar juntos en el 2008 y desde entonces no lo hemos dejado. Primero como amigos, luego como novios, después como matrimonio y, ahora como familia, porque si, nuestro pequeño ratoncito va con sus papis como uno más.

Todavía nos quedan muchos destinos por descubrir y, aunque poco a poco, vamos llenando de chinchetas nuestro mapa…

Viajando Juntos

Aunque tenemos muuuuchos sitios por descubrir y el mapa está todavía muy gris, este año no coloreamos nada, de momento nuestros destinos son todos repetidos pero pronto pondremos colores nuevos, seguro!!!

 

Lo que te cambia una boda

Como soy nueva tardaré un tiempito en hacerme con los mandos, mayormente porque yo, esto de los blogs los trabajo desde hace muy poco, en realidad desde que decidimos que nos casábamos o, casi mejor, desde que Aitor me engañó para que me casara con él, que si, que yo nomeibaacasarnuncajamás y mira, casada y sin novio!!! Pues a pesar de ser una persona sin interés por aquello de casarse me vi sorprendida diciendo eso de “si, quiero”

Pues si, te llevan a tu ciudad y tu puente y te plantan un anillaco con un diamante brillante y claro, hasta la más pintada se derrite… Y de ahí a preparar bodorrio!!! Porque ya que me caso… ME CASO!!!! Y claro, preparar bodorrio e internet van unidos y el mundo de las bodas es algo A-LU-CI-NAN-TE  y te ves inmersa en una vorágine de locura y en un caos de cosas que tú no sabías que existían y, de pronto descubres que NECESITAS porque esto es así, se te crean unas necesidades… Y si, esas necesidades se ven en los blogs, que son un filón de ideas. Y te flipas con el DIY y las bodas americanas y consigues que los que te rodean te miren con caras raras a cada nueva idea que has descubierto y que pretendes poner en marcha. Cierto es que yo soy un poco chiflada pero me da todo mucha vergüenza y modero mucho. Eso unido a que me rodea gente muy seria que me hace sentir una tonta superflua me evitó montar el bodorrio/circo que se me aparecía en sueños. En fin, que no quedó mal, pero yo tenía tantas ideas…

Algo he de reconocer, lo más bonito de preparar la boda fue conocer a un montón de gente a las que ya considero amigas porque, seamos serias, todas nos volvemos un poco locas y la gente normal no te entiende, pero ahí estaban ellas, las “otras locas” que me ayudaban, me apoyaban y me daban su cariño. A todas ellas aunque no me leen, MILLONES DE GRACIAS. SOIS MIS CHICAS, SOIS LAS MEJORESSSSSS!!! Abejitas a Volar!!!(Miss Color)